Saludos amigos, que grandes lecciones aprendemos cada noche con nuestros invitados, pero yo sigo a lo mío, a ver si levantan el confinamiento y voy a un profesional que me diga si es normal esto que me pasa, veo Ciberseguridad por todas partes, especialmente en las películas de Disney 

Recordemos la historia que nos cuenta esta obra de arte que todos hemos contado a nuestros hijos antes de dormir: 

Quiero aprovechar para dedicar la sección hoy a nuestra amiga Natalia, nuestra Little Red Ridding Hood, con todo nuestro cariño. 

Una película que cumple 98 años y que cuenta la historia de una muchachita a la que su madre manda a llevar alimentos a su abuelita que está enferma, de camino se topa con el lobo feroz que se acerca a ella y tras una conversación se la gana y le recomienda ir a casa de la abuelita por el camino más largo, tras esto el lobo coge el camino corto y llega a casa de la abuelita antes, se la come y se disfraza de la abuelita para esperar a la joven caperucita, así la tendrá a su disposición en un entorno más oculto a miradas. Cuando llega Caperucita y ve al lobo en la cama, empieza a sospechar, ¿os acordáis de esas famosas frases? Abuelita, Abuelita que ojos más grandes tienes, Abuelita abuelita, que orejas más grandes tienes, abuelita abuelita que dientes más grandes tienes … y efectivamente eran para comerla mejor. Un leñador que andaba por la zona, al oir los gritos se acercó a la casa y se encontró al lobo dormido en la cama haciendo la digestión de haberse comido a la abuela y la nieta, el buen leñador abre la tripa al lobo y rescata a las damas, rellena la tripa del lobo de piedras … bueno el final ya lo conocemos todos y es Feliz, que si lo desvelo  Iván  me manda mensajes diciendo que soy un ciberspoiler … 

¿Qué enseñanzas de Ciberseguridad sacamos de esta historia? 

Actualicemos la historia y lo veremos claro: una joven que navega por Internet, su madre confía en que está hablando con su abuelita y sus amigos.   

El lobo haciendo técnicas de ingeniería social consigue que caperucita le acepte como amigo, poco a poco se gana su confianza, cuando la joven le tiene como un amigo más o incluso como un amigo con el que puede hablar de todo y compartir confidencias, el lobo le propone verse en persona, normalmente en un sitio con cierta privacidad, como si le indicase el camino a casa de su abuelita. Finalmente quedan en el mundo real y es cuando la joven descubre que la abuelita es un lobo feroz.  

El papel del leñador lo podrían representar los padres que han detectado algo raro, o algún amigo que está al tanto de esta amistad y levanta la mano para pedir ayuda. Recordemos que en las películas hay final Feliz, pero en la vida real este tipo de circunstancias acaban muy mal generalmente.