Saludos amigos, sigamos analizando las enseñanzas de Ciberseguridad que nos da Disney en cada una de sus películas, hoy es el turno de un clásico como “Blancanieves y los siete enanitos”. 

No os quedéis con esa cara, de verdad que esta película entrañable tiene una enseñanza en ciberseguridad, que está oculta, vale. Pero como en todo hay que saber mirar bien las cosas a ver que nos ocultan, empecemos con el análisis: 

La película cuenta la historia de una joven que vive con siete enanitos en el bosque, los siete son grandes trabajadores, que podría ser una de las enseñanzas de esta película: la importancia del esfuerzo en el trabajo, pero no es esta enseñanza la que buscamos hoy, continuamos con la historia: 

Un día, la joven recibe una visita de una adorable viejecita, aunque en realidad es una bruja, pero se camufla para conseguir ganarse la confianza de la joven, ¿os suenan estas tácticas?, pues bien esa adorable ancianita regala a Blancanieves una apetitosa y jugosa manzana, y la joven la muerde y cae dormida, embrujada hasta que el príncipe azul la despierte con un beso. 

Estamos ante un claro caso de phising, una jugosa y apetecible manzana, igual que puede ser un correo con un paquete de correos que no hemos pedido, para lanzar un ramsonware, la joven queda dormida al igual que cuando se encriptan los ficheros de un sistema, que pide un rescate para desencriptar el objetivo, en este caso la clave es el beso, en la vida real el rescate lo piden en bitcoins.